Matilde la Emperatriz

Fiction/Nonfiction

Nonfiction

Language

Spanish

Gender

Male or Female

Character Age

Young Adult

Accent

British-General British

Vocal Style

Storyteller


Nota del Autor:


This pair of scenes is the most difficult in the entire book and features the song "Veni, Veni" in medieval Latin along with some German, Welsh, and French. It is set in the White Tower at Matilda's first Christmas in London since the death of her husband, Kaiser Heinrich V. Target audience for this book is about 10-12 years old. Please pace accordingly and DO NOT RUSH. I want to hear the drama of the tension between father and daughter and the emerging bond between the dutch stepmother and Matilda.


TEXTO DE CASTING:


Matilda sonrió, “Avec joie, ma reine”. Cambiando a latín, Matilda comenzó a cantar, “Veni, O Sapientia, quae hic disponis omnia, veni, viam prudentiae ut doceas et gloriae. Gaude! Gaude! Emmanuel, nascetur pro te Israel!”

Tres horas después el rey Enrique, a reina Adela y la Imperatrix Matilda hicieron una procesión hacia el ruidoso salón de banquetes para comenzar la celebración de Navidad oficial de la corte. Por deseo de Adela, Matilda fue colocada en un asiento al lado opuesto del rey en vez de sentarse a su derecha como era propio del posible heredero al trono. Matilda alzó las cejas ante el cambio, pero no dijo nada mientras Adela sonreía como respuesta. Cuando los sirvientes comenzaron a servir la cena, Adela se giró hacia Matilda, “Tengo regalos de bienvenida por tu regreso a Inglaterra.”

“¿Oh? ¿Qué tipo de regalos desea darle la reina a la heredera de su marido?”

Adela hizo una señal a un sirviente, quien trajo una bandeja que contenía cuatro copas, cada una contenía un líquido de diferente color, “Una probada de casa. Las más finas cervezas del imperio – dos barriles de cada principado y de cada provincia del imperio – incluido el vino italiano.”

Matilda tomó la copa que contenía el vino, “Un regalo de reyes.”

“Bien merecido. Cuando tu corazón sienta nostalgia, espero que esto pueda traerte algo de conforto y pueda llenar tu espíritu una vez más”, sonrió Adela.

“Danke. Me viene a la mente otro recuerdo de casa que me gustaría si es del agrado de Su Majestad.”

“¿Oh?

¿Conoces el baile llamado der Landler?” preguntó Matilda.

Adela rio, “Yo lo conozco, pero el rey no. Prefiere Cuadrillas.”

“He visto las Cuadrillas, pero nunca bailado”, confesó Matilda.

“Puedo enseñarte si así lo deseas – después de algunas rondas de der Landler – eso asumiendo que Su Majestad nos de permiso para bailar” dio a entender Adela mientras se giraba hacia el rey. Enrique asintió como respuesta. Adela se levantó de la mesa y tomó a Matilda, “Ahora veamos donde te podemos encontrar un bel homme para bailar. ¡Ah! Voilà! William Fitzgerald. ¿Le preguntamos?”



©2020 por Kowii Global LLC. All rights reserved.

  • Instagram
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social